Reseña: Ice Age: Collision Course

Reseña: Ice Age: Collision Course

By Edgar Lopez

Ice Age Collision Course es la quinta entrega de la popular serie de películas animadas de Ice Age. La película reúne nuevamente las voces de Ray Romano, John Leguizamo, Denis Leary, Queen Latifah, Keke Palmer, Jennifer Lopez y Simon Pegg en una nueva aventura. Esta vez la ardilla Scrat, en su persecución eterna de una bellota, accidentalmente activa una nave extraterrestre y causa que unos asteroides cambien de trayectoria hacia la tierra. El futuro del planeta ahora depende de Manny el Mamut, su familia y amigos que emprenden en una aventura para salvar la Tierra.

La historia es una sumamente absurda que sin duda la audiencia más joven va a apreciar muchísimo más que los adultos. Gran parte del humor no conecta con la mayoría de la audiencia debido a su sencillez. El humor negro con el personaje de Scrat la ardilla puede llegar a ser demasiado extremo, y hasta violento y en vez de ser gracioso es a veces difícil de ver e incómodo. Hay algunas referencias a otras películas que están solo ahí para conectar con el público adulto, pero no aportan nada a la trama y rara vez provocan risa. Con una duración de tan solo 94 minutos la película se siente larga y su historia podría ser adaptada fácilmente a un episodio de 30 minutos para alguna cadena de cable o Netflix.

El problema principal del filme es su descabellada historia y sobreabundancia de personajes. Muchos de los personajes no tienen nada que hacer y muy pocas líneas de dialogo haciéndolos completamente innecesarios a la trama, un buen ejemplo de esto es Diego, el tigre colmillos de Sable, quien a pesar de ser uno de los personajes estrella de las entregas anteriores tiene muy poco que hacer.

Lo mejor de la película se puede resumir en la relación de Manny el mamut, su familia y el nuevo novio de su hija. Trama que aunque obvia y la hemos visto un sin número de veces por lo menos cuenta con una dinámica divertida. Sid también es protagonista de algunos momentos graciosos pero poco memorables.

Al final Ice Age Collision Course es una película innecesaria y nos demuestra como los estudios explotan franquicias que antes eran buenas en algo irreconocible. Si comparamos la primera Ice Age con esta podemos ver como demuestra un retroceso en la calidad de las historias que aunque eran animadas y hechas principalmente para niños estas tenían corazón y eran muy emotivas, algo que podemos ver careciendo más con cada película que sale de esta serie. Ice Age desafortunadamente se a convertido en una parodia de si misma y algo que sería fácilmente producido y adaptado para la televisión en un bloque infantil de algún canal.

 

 

 

The Verdict

5Mediocre