Reseña: About Time

Reseña: About Time

Protagonizada por Domhnall Gleeson, Rachel McAdams y Bill Nighy.

By Janet Rodríguez

Domhnall Gleeson interpreta a Tim, un joven británico cuya vida cambia inesperadamente a sus 21 años. (Suministrada)

Cuando escuché por primera vez que vería “About Time”, recuerdo que me la describieron con una sola palabra: “encantadora”. Una historia sobre un hombre que viaja en el tiempo, se enamora de la bella protagonista, y que deberá lidiar con los obstáculos que encontrará en el camino – una fórmula utilizada más de una vez en Hollywood. ¿Qué perdería con ver la película? Nada.

Luego de ver esta película puedo confiadamente decir lo siguiente: nadie me preparó para esta película, NADIE.

Domhnall Gleeson interpreta a Tim, un joven británico cuya vida cambia inesperadamente a sus 21 años. Luego de una insatisfactoria noche de Año Nuevo, el padre de Tim (Bill Nighy) le revela un gran secreto familiar: todos los hombres en su familia tienen la capacidad de viajar en el tiempo. También le explica que no puede cambiar la historia, pero sí puede cambiar lo que sucede y ha sucedido en su vida. La revelación prueba ser tremenda para el incrédulo joven, hasta que logra, efectivamente, volver a la noche de Año Nuevo para así besar a una chica en la fiesta.

Tiempo después, Tim se muda del campo a la ciudad de Londres donde conoce a María (Rachel McAdams), una insegura chica obsesionada con la modelo Kate Moss. La química entre ellos es estupenda, pero un desafortunado episodio de viaje en el tiempo llevará a Tim a cambiar la noche que conoció a María, por completo borrando ese primer encuentro. Sin embargo, y valiéndose de múltiples viajes, Tim logra ganarse el corazón de la chica.

Estoy segura de que se estarán preguntando, “¿qué tiene de diferente “About Time” de películas sobre el mismo tema, como “The Time Traveler’s Wife” y “Kate and Leopold”? Diré que MUCHO.

Comenzamos con un excelente reparto de actores británicos, donde vemos a Bill Nighy y a Lindsay Duncan como los padres de Tim – así como los cameos de los inigualables Richard E. Grant y Richard Griffiths –, a Rachel McAdams en un papel bastante familiar (protagonizó, incidentemente, “The Time Traveler’s Wife”) pero el cual fue dotado de más profundidad, combinado con el singular estilo de la actriz; un diálogo e historia que rebasan los clichés de todas sus antecesoras, y terminamos con la increíble caracterización provista por Gleeson, la cual te hará reflexionar sobre las cosas importantes de la vida – y no olvidemos la referencia de Harry Potter que sacó a la fanática en mi. (Gleeson es el hijo de “Mad Eye” Moody.)

Me atreveré a decir que “About Time” es una de las mejores películas del año, la cual tengo puesta en el mismo peldaño donde colgué a “Enough Said”. Mi emoción bien podría interpretarse como inclinación hacia los británicos gracias a las interminables noches viendo Doctor Who, mi lista de resoluciones a lo Bridget Jones o el acento de Klaus Mikaelson de The Vampire Diaries. No obstante, “About Time” gana por su “feel good moment”, por su sencillez, y por ser la única película romántica sobre viaje en el tiempo que no me llevó a quererla a fuerza de clichés, sino por su forma de ver la vida, especialmente con las escenas entre padre e hijo de Nighy y Gleeson. Explicarlo más a fondo requerirá una conversación con café incluido, pero podría resumirlo en el argumento inicial: simplemente es encantadora.

“About Time” está disponible en Fine Arts Popular y Fine Arts Miramar.

The Verdict

10Perfect