Reseña: Don Jon

Reseña: Don Jon

Protagonizada por Joseph Gordon-Levitt, Scarlett Johansson y Julianne Moore.

By Janet Rodríguez

Críticos describen la película como genuina, emocional, graciosa e inquietante, y opino que mejor no pudieron describirla. (Suministrada)

Fuimos muchas las que suspiramos cuando Joseph Gordon-Levitt hizo de tutor de fránces para conquistar a la chica en 10 Things I Hate About You. Ahora, el cotizado actor añade nuevos títulos a su resumé con su más reciente película, Don Jon, y es una nueva razón para seguir suspirando.

Escrita, dirigida y protagonizada por Gordon-Levitt, Don Jon nos muestra la vida de Jon Martello, un joven cuyas prioridades en la vida son claras: su familia, su apartamento, la religión, sus amigos, las chicas y el porno. A pesar de tener fama de donjuan y de ser bastante popular entre las féminas, es la pornografía la que prueba ser un gran problema porque “lo hace perderse en el momento” y lo lleva a argumentar que es mejor que las relaciones físicas, impidiendo el que pueda tener algún tipo de conección con alguien.

Una noche conoce a Barbara Sugarman (Scarlett Johansson), y Jon cree haber encontrado a la mujer perfecta. Barbara es, en cierta manera, todo lo opuesto a Jon. Fanática de las películas románticas, Barbara tiene ciertos ideales en cuanto a las relaciones románticas se refiere.

Barbara urge a Jon a mejorar su situación y su persona, por lo que lo insta a tomar una clase nocturna y allí conoce a Esther (Julianne Moore), una extraña mujer que lo llevará a enfrentarse con su verdadero problema.

Críticos describen la película como genuina, emocional, graciosa e inquietante, y opino que mejor no pudieron describirla. El largometraje sirve de buen augurio para Gordon-Levitt, si bien decide continuar su carrera como director y escritor. Todos los personajes — incluso el personaje silente de Brie Larson — sirven para dar complejidad al tema de la película.

Jon Martello es un personaje fascinante y presenta suficiente profundidad a través de la psicología de un hombre adicto a la pornografía; su argumento es creíble para establecer que la historia no busca meramente hacerte reír. Por otra parte, Barbara aparece como el “perfecto diez” pero descubrimos que es tan imperfecta como Jon. Sin embargo, es el personaje de Esther el que más peso le da a la historia y provee más trascendencia para Jon, y creo que fue el más subestimado.

Para ser su debut como director y escritor, diría que lo único que la película no logró traducir a la pantalla fue su desenlace, porque se sintió forzado. Sin embargo, lo que había logrado ver en el trailer no me preparó para el final pero diría que fue la mejor decisión para la historia, incluso lo más natural. La dirección del popular actor fue efectiva y debe trabajar más proyectos de su autoría.

Don Jon está disponible en Fine Arts Miramar y Fine Arts Popular.

The Verdict

9Amazing